domingo, 27 de enero de 2013

Formas de utilización de la marihuana para uso terapéutico

La marihuana para uso terapéutico se puede utilizar de diferentes maneras: infusión, inhalación o ingestión.
La inhalación es la vía más rápida, porque los principios activos del cannabis van directamente a los pulmones y su absorción es más rápida. Se hace utilizando "vaporizadores", que son unos aparatos que calientan el cannabis y hacen que los principios activos se volatilicen y vayan a los pulmones una vez se han inhalado. La diferencia con la combustión (fumar) es que esta segunda opción es más nociva porque están presentes algunos agentes cancerígenos e irritantes para las vías respiratorias.
El efecto máximo en la inhalación se produce al cabo de 15 minutos, y la duración es de 2-3 horas.
En el caso de las infusiones, se debe añadir un poco de aceite, mantequilla o leche entera al agua, porque los cannabinoides son liposolubles (solubles en aceite) y no se solubilizan en agua. En este caso, los efectos se notarán a los 30-90 minutos, el efecto máximo se notará a las 2-3 horas y el efecto puede durar hasta 8 horas después de la administración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario