miércoles, 25 de julio de 2012

Muerte por reacción adversa a heroina inhalada

MOTIVO: Investigamos causa de muerte de paciente varón en celda compartida con otro recluso de centro penitenciario por supuesta reacción adversa a heroína inhalada.
Las muertes por inhalación de heroína ocasional son poco frecuentes si se realiza tratamiento médico urgente con administración de antidoto naloxona y medidas de soporte de tipo general.
Farmacocinética de la heroína:
Absorción: Por via venosa o fumada: concentración plasmática máxima en 1-2 minutos. Por via Intranasal o intramuscular: concentración máxima en 5 minutos. Por via Oral: biodisponibilidad baja (metabolismo hepático previo).
Distribución: Volumen de distribución aparente: 2-5 L/kg. Atraviesa la barrera hematoencefálica y la placenta.
Metabolización: Hepática. En 10 minutos la heroína se hidroliza a monoacetilmorfina, que será metabolizada después a morfina. La morfina circulante se transforma en morfina - 3-glucurónido (inactiva) y morfina-6-glucurónido (activa).
Eliminación: 90% renal y resto por la bilis. Aunque la heroína no se encuentra habitualmente en la orina, la presencia de monoacetilmorfina confirma la administración de heroína. Su semivida de eliminación es de 50 minutos.
El diagnóstico de la sobredosis de heroína es fundamentalmente clínico y se basa, con una sensibilidad del 86-92% y una especificidad del 76-97%, en la presencia concomitante de los signos: coma (GCS <13),  bradipnea (FR<13 x’), miosis, evidencia de señales de venopunción y una rápida respuesta a la naloxona corrobora el diagnóstico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario