viernes, 17 de febrero de 2012

Formas de consumo de LSD

El LSD sólo se consume por vía oral y se ofrece al consumidor en forma líquida (mini cápsulas) o, más frecuentemente, en sellos, papel secante o grageas impregnados de 50 a 150 mg. de la droga. La ingesta de tan sólo 20-25 mg de LSD ya es capaz de inducir efectos sobre el SNC. A los p o c o s m i n u t o s s e incrementan los influjos s e n s o r i a l e s , c o n sensación de mayor claridad y al mismo tiempo menor control sobre lo que se está experimentando. Con frecuencia se tiene la sensación de que una parte de sí mismo es un observador pasivo mientras que la otra parte participa y recibe las insólitas experiencias personales. El ambiente suele percibirse como bello y harmonioso. Las más leves sensaciones cobran un profundo significado. Se reduce la capacidad para diferenciar los límites de un objeto de los de otro, y diferenciar entre el yo y el medio. Los objetos pueden deformarse, los colores y sonidos se perciben con gran intensidad y calidad, como nunca antes, y pueden presentarse alucinaciones de predominio visual, pero también auditivas, tactiles, gustativas y olfativas. El consumidor se siente más sensible al arte, a la música, a los sentimientos humanos y a la armonía del universo. El clímax se alcanza en 1-2 horas y puede prolongarse de 4-6 horas e incluso más. Además, son objetivables acciones simpáticomiméticas como midriasis, hipertensión arterial, taquicardia, hiperreflexia, temblor, náuseas, piloerección, debilidad muscular e incremento de la temperatura corporal. La capacidad adictiva del LSD es baja y es una droga de consumo habitualmente esporádico y en grupo. Puede desarrollarse tolerancia si se reincide en el consumo.

1 comentario: