lunes, 13 de febrero de 2012

Efectos a largo plazo consumo heroína

La intoxicación por heroína, bien de una forma aguda (sobredosis) o crónica, produce problemas físicos y psíquicos que pueden conducir a la muerte o a secuelas permanentes. La heroína es una droga de alta capacidad adictiva y su uso continuado produce dependencia psicológica (satisfacción y deseo vehemente de consumir), dependencia fisiológica (síntomas de deprivación) y tolerancia (necesidad de aumentar la dosis para obtener los efectos deseados). Las deficientes condiciones higiénicas de la administración intravenosa de la heroína, así como el uso compartido del material utilizado (jeringas,…) son las principales causas de las complicaciones infecciosas que se encuentran en el heroinómano: VIH/SIDA, hepatitis B y C, flebitis, abscesos, celulitis, artritis infecciosas, etc. Dichas complicaciones infecciosas son responsables por ellas mismas de una elevada morbimortalidad. A los problemas médicos reseñados se añade una patología neuropsiquiátrica que afecta al heroinómano, con desadaptación social y deterioro de la personalidad, que complica su tratamiento a largo plazo y su rehabilitación, siendo necesario un enfoque multidisciplinar con medidas terapéuticas y de apoyo psicosocial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario