viernes, 17 de febrero de 2012

Efectos a largo plazo consumo éxtasis líquido

La administración continuada de GHB se ha relacionado con un incremento de la hormona de crecimiento, aumentando secundariamente la masa muscular, por lo que en sus orígenes fue utilizado por los culturistas. El uso continuado de GHB se asocia a riesgo de adicción, lo que implica repetida auto administración, tolerancia, craving y compulsión de búsqueda de la droga.   Puede aparecer después de un consumo continuado de 2 ó 3 meses, aunque depende de la cantidad habitual y del intervalo entre los episodios de consumo. En los adictos se ha descrito un síndrome de abstinencia, que se inicia entre 3 y 6 horas después de la última dosis, caracterizado por ansiedad, hipertensión arterial, taquicardia, insomnio, anorexia, náuseas y vómitos, seguidos de temblor, diaforesis, confusión, delirio y alucinaciones. También se ha descrito un síndrome de Wernicke-Korsakoff inducido por el GHB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario