viernes, 17 de febrero de 2012

Efectos clínicos a largo plazo consumo ketamina

El consumo continuado de ketamina se asocia a una gran variedad de problemas psiquiátricos (ansiedad, delirios paranoides, alucinaciones persistentes, fragmentación de la personalidad, manía, depresión, tentativas de suicidio) y a alteraciones del sueño (insomnio, pesadillas, terrores nocturnos). Sin embargo, a veces es difícil establecer si estos trastornos ya eran previos al inicio del consumo. También se describen flashbacks consistentes en episodios de segundos de duración, en los que se experimentan cambios en la percepción y otros síntomas somáticos que recuerdan a los de una experiencia anterior, alteraciones en el aprendizaje y en la memoria. En los consumidores, aunque se ha comprobado el deseo incontrolable de tomar la droga, su elevada tolerancia a los efectos psicodélicos y la tendencia al consumo de forma abusiva, no hay evidencia de síndrome fisiológico de abstinencia. Sin embargo, sí se ha descrito un síndrome de abstinencia psicológico severo. Estos efectos del consumo crónico podrían tardar meses en desaparecer o hasta dos años después de haber abandonado el consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario