viernes, 17 de febrero de 2012

Consumo de éxtasis líquido

El ácido gamma-hidroxibutírico, conocido popularmente como éxtasis líquido, GHB, “biberón”, “líquido X”, “pote”, “bote” o “líquido E”, es un depresor del SNC derivado del ácido gammaaminobutírico (GABA), capaz de atravesar la barrera hematoencefálica. Fué sintetizado en 1964 por Laborit e introducido en terapéutica como coadyuvante anestésico. La utilización del GHB como sustancia recreativa comenzó en Estados Unidos a finales de los años 80. Inicialmente se utilizó entre los culturistas, por su capacidad para aumentar la secreción de hormona del crecimiento. Después comenzó a usarse como droga de ocio, por sus efectos euforizantes parecidos a los del alcohol etílico. En Europa, los primeros casos de sobredosis aparecieron en el Reino Unido a mediados de los años 90. La primera referencia bibliográfica en España data de 1995 y, como se predecía, el consumo y las sobredosis que se atienden en los Servicios de Urgencias, han ido en aumento desde entonces. El GHB también recibe la denominación de “droga de los violadores” ya que se han descrito casos en los que sus efectos sedantes han sido utilizados con finalidad de abuso sexual. Como droga de abuso, el GHB se administra por vía oral, absorbiéndose rápidamente, con una biodisponibilidad del 60%. El pico de concentración plasmática se produce a los 20-40 minutos de su administración y la semivida de eliminación es muy corta (20-50 min). La GHB deshidrogenasa hepática lo metaboliza a succinato semialdehído, que puede pasar posteriormente al ciclo de Krebs o convertirse en GABA. El 1% de la dosis de GHB administrada se elimina inalterado por la orina, donde sólo es detectable en las primeras 6- 12 horas después del consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario