lunes, 18 de febrero de 2013

INFORMACIÓN AL PACIENTE SOBRE PRUEBAS DE DROGAS

Se puede pedir un análisis de drogas para diagnóstico por sospecha de una intoxicación, para control de un programa de desintoxicación o por orden judicial. En cualquier caso siempre se informará al paciente de la realización del análisis. Cuando es por orden judicial, los tubos serán debidamente identificados, sellados y custodiados hasta su entrega a la autoridad policial o judicial.

FALSOS POSITIVOS CONSUMO CANNABIS

Un análisis positivo puede confirmar el consumo de drogas en la mayoria de los casos, pero uno negativo no lo puede excluir según sea el tiempo que haya pasado tras consumir por última vez.
También existen falsos positivos en el consumo de algunas drogas como el cannabis, los fumadores “pasivos” de cannabis, al igual que ocurre con el tabaco, es decir, una persona no consumidora de cannabis pero que convive con un fumador, podría dar positivo a esta droga en un control de orina.

CONSUMO ANTERIOR DE DROGAS ILEGALES

Debe tenerse en cuenta que tras cesar en el consumo, la droga va desapareciendo progresivamente del organismo, ya sea porque se metaboliza en el hígado o porque se excreta a través del riñón, y este proceso puede realizarse en muy pocas horas (éxtasis líquido), en dos o tres días (pastillas de éxtasis, cocaína) o en varias semanas (cannabis).

DETERMINACIÓN DE DROGAS EN LABORATORIO

La confirmación de que una persona consume drogas se puede hacer a través de análisis en laboratorios especializados, para lo que se utilizan habitualmente muestras de orina, pero pueden identificarse también en sangre, cabello, sudor o saliva. Son detectables tanto la droga como sus metabolitos y las técnicas analíticas pueden ser cualitativas (hay o no hay droga) o cuantitativas (miden la concentración de droga en el medio analizado), pero su sensibilidad y especificidad para detectar droga es variable en función del tipo de técnica que se utiliza, por lo que podrían haber falsos positivos y falsos negativos.

domingo, 27 de enero de 2013

Interacciones medicamentosas de la marihuana de uso terapéutico

- Antidepresivos inhibidores selectivos de la captación de serotonina: El THC puede aumentar el efecto de la fluoxetina.
- Antidepresivos tricíclicos: El THC puede aumentar los efectos secundarios de la amitriptilina, que serían taquicardia, hipertensión y sedación.
- Antiinflamatorios no esteroideos: La indometacina y el ácido acetilsalicílico reducen los efectos del THC.
- Barbitúricos: Aumentan los efectos depresivos del THC y también aumentan la taquicardia que provoca el consumo de THC.
- Benzodiazepinas: Pueden aumentar la depresión del sistema nervioso y a la vez también del sistema respiratorio.
- Beta-bloqueantes: Reducen la taquicardia asociada al THC.
- Etanol (alcohol): Puede aumentar el deterioro del sistema nervioso.
- Opiáceos: Aumentan la sedación y la analgesia.
- Teofilina: Los cannabinoides aumentan el catabolismo de la teofilina. Por tanto será necesario aumentar la dosis.
- Anticolinérgicos: La atropina y la escopolamina pueden aumentar la taquicardia producida por el THC.
- Disulfiramo: El THC interacciona con el disulfiramo, produciendo una reacción muy desagradable para el paciente. Evitar la asociación de las dos sustancias.
Si se está tomando algún medicamento, hay que contrastar siempre que no interaccione con las sustancias que contiene la marihuana.

Formas de utilización de la marihuana para uso terapéutico

La marihuana para uso terapéutico se puede utilizar de diferentes maneras: infusión, inhalación o ingestión.
La inhalación es la vía más rápida, porque los principios activos del cannabis van directamente a los pulmones y su absorción es más rápida. Se hace utilizando "vaporizadores", que son unos aparatos que calientan el cannabis y hacen que los principios activos se volatilicen y vayan a los pulmones una vez se han inhalado. La diferencia con la combustión (fumar) es que esta segunda opción es más nociva porque están presentes algunos agentes cancerígenos e irritantes para las vías respiratorias.
El efecto máximo en la inhalación se produce al cabo de 15 minutos, y la duración es de 2-3 horas.
En el caso de las infusiones, se debe añadir un poco de aceite, mantequilla o leche entera al agua, porque los cannabinoides son liposolubles (solubles en aceite) y no se solubilizan en agua. En este caso, los efectos se notarán a los 30-90 minutos, el efecto máximo se notará a las 2-3 horas y el efecto puede durar hasta 8 horas después de la administración.

Indicaciones de la marihuana para uso terapéutico

Las enfermedades más conocidas dónde se usa la marihuana de forma terapeutica son las siguientes:
- Esclerosis múltiple y problemas de médula espinal: contra el dolor, espasmos y convulsiones musculares.
- Cáncer y VIH/SIDA: dolor; vómitos y náuseas como efectos secundarios de la quimioterapia, la radioterapia y la medicación antirretroviral; como estimulante del apetito.
- Dolores crónicos de origen nervioso.
- Síndrome de Guilles de Tourette: ayuda a detener los tics.
Y otras a determinar según circunstancias.
Hay que recordar que el cannabis no juega ningún papel en la curación de estas dolencias. Sólo puede ayudar a aliviar sus síntomas.

Contraindicaciones de la marihuana para uso terapéutico

- Trastornos psicóticos.
- Problemas de corazón: arritmias cardíacas, insuficiencia coronaria o pacientes que hayan tenido alguna angina de pecho o infarto.
- Contraindicado en personas que deban utilizar maquinaria o tengan que conducir. En este caso, se recomienda, si se ha consumido cannabis por vía inhalatoria, esperar como mínimo dos horas antes de conducir. Y si se ha tomado por vía oral esperar al menos cuatro horas.

Variedades de marihuana más conocidas con descripción de sus efectos relatada por usuarios

- Acapulco Gold - Es una variedad legendaria de marihuana procedente de Méjico, Acapulco. Es cultivada en America central desde 1965 y es una genética de las mas apreciadas de la zona.
Su sabor intensamente afrutado produce una agradable sensación envolvente que ofrece un efecto suave pero de larga duración que relaja cuerpo y mente.
- Txomango - Demandada con ansia por todos los que la han probado en alguna ocasión, principalmente por volver a sentir ese sabor a fruta tropical que inunda tu boca y aroma floral intenso y pegajoso.
Efecto muy placentero y no demoledor, por lo que recomendamos disfrutarla en agradable compañía y tranquilidad.
- Krytallica - A pesar de su predominancia sativa, el efecto de esta variedad es relajante, pero sin llegar a quedarse noqueado. La Krystallica tiene un buen potencial terapéutico, y un sabor afrutado y azucarado, con los típicos toques a fresa, piña, chicle y gusto a planta medicinal.
- AK-47 - Una fumada y olor muy fuerte. El nombre le fue dado no inspirado por la violencia sino en asociación de la idea de que la fumada es muy potente con un efecto duradero y placentero.
- Crystal M.E.T.H Bio - Es una experiencia absolutamente psicodélica. Esto es contrario de nuestra gama de analgésico,  mientras que el  otro es para uso medicinal, esto es para divertirse,  riendo fuera de la realidad a un nivel superior de comprensión y conocimiento.
El sabor te dejará marca, con ciertos matices que han mejorado para recordar viejas sativas.
- OG KUSH - El sabor es de clase mundial, como limón mezclado con gasolina, una exótica mezcla de sabores de sativa e índica, y es una de las razones por las que se llega a pagar a un alto coste.
La otra razón es la potencia brutal, hasta un 24% de THC y 0,23% de CBD en análisis realizados en laboratorios de California.
- Critical 47 - Las flores desprenden un fuerte olor entre mango y melocoton, con leves reminiscencias de vainilla. El sabor impregna las papilas de un fuerte aroma y las notas de vainilla te dejaran sorprendido.
- Jack Herer - El rasgo común de las Jack Herer es su deslumbrante potencia de doble filo, un subidón cerebral estratosférico subrayado por un colocón que te quita el aliento, de poder sísmico. Los fumadores deben preparase para sentir temblar la tierra, lo que pude ser una sensación muy placentera cuando la cabeza está firme en las nubes.
- Kritikal Bilbo - Planta super famosa por su espectacular aroma y su intenso sabor afrutado y dulce. Su efecto indico es muy potente debido a su origen de Afghana cruzada con Skunk.
Especialmente apreciada en Bilbao, donde tuvo origen su selección y ha sido mantenida durante estos años.
Una autentica exquisitez al paladar.
- Mango Haze Bio - Es una línea paralela a la Super Silver Haze, muy buena en cuanto a producción de resina, no muy blanca pero si muy pegajosa. Poseé un gran efecto y actúa sobre varias áreas cerebrales estimulando los sentidos de varias formas diferentes, a la vez que su aroma es a mango muy maduro. Si buscas una planta que impresione tus sentidos esta es la Mango Haze.
- Moby Dick Bio - Ideal para anorexia y efectos secundarios de la quimioterapia. Con una concentración de THC de hasta el 21% y presencia de THCV, un compuesto proveniente de sativas ecuatoriales y que se produce en respuesta a los rayos ultravioletas solares, que potencia el efecto hasta el extremo de que con 2 o 3 caladas, el efecto es ya potente. El efecto es cerebral y psicoactivamente intenso, muy duradero, y la bajada es larga, ligeramente física y notable. Produce mucho apetito y seca la boca de manera extrema.
- White Willow Bio - Recibe el nombre por la hija de Soma que es un ser humano fuerte. Esta variedad es un cruce de White Widow con Afghani-Hawaiian, con unos cogollos inmensos y grandes cristales de THC. El color de las hojas es de un verde oscuro casi azulado.
El sabor es dulce y el aroma es a Afghana muy fuerte.
- Txomango Bio - Demandada con ansia por todos los que la han probado en alguna ocasión, principalmente por volver a sentir ese sabor a fruta tropical que inunda tu boca y aroma floral intenso y pegajoso.
Efecto muy placentero y no demoledor, por lo que recomendamos disfrutarla en agradable compañía y tranquilidad.
- Super Silver Haze Bio - Sobrepotenciada combinacion de colocones Indicosos y Sativosos. Te deja buscando bocanadas de realidad. Diseñada para dejar alucinando tanto a los cultivadores como a los fumadores. Altamente recomendable. Super Silver Haze ... no te dejara ver el bosque.

Descripción química de la marihuana para uso terapéutico

Presentación: Inflorescencias secas de la planta femenina de Cannabis sativa en sus distintas variedades.
Principios activos: cannabinoides tipo: delta-9-tetrahidrocanabinol (delta-9-THC o dronabinol), ácido delta-9-THC, delta-8-THC, cannabidiol y cannabinol.

miércoles, 25 de julio de 2012

Muerte por reacción adversa a heroina inhalada

MOTIVO: Investigamos causa de muerte de paciente varón en celda compartida con otro recluso de centro penitenciario por supuesta reacción adversa a heroína inhalada.
Las muertes por inhalación de heroína ocasional son poco frecuentes si se realiza tratamiento médico urgente con administración de antidoto naloxona y medidas de soporte de tipo general.
Farmacocinética de la heroína:
Absorción: Por via venosa o fumada: concentración plasmática máxima en 1-2 minutos. Por via Intranasal o intramuscular: concentración máxima en 5 minutos. Por via Oral: biodisponibilidad baja (metabolismo hepático previo).
Distribución: Volumen de distribución aparente: 2-5 L/kg. Atraviesa la barrera hematoencefálica y la placenta.
Metabolización: Hepática. En 10 minutos la heroína se hidroliza a monoacetilmorfina, que será metabolizada después a morfina. La morfina circulante se transforma en morfina - 3-glucurónido (inactiva) y morfina-6-glucurónido (activa).
Eliminación: 90% renal y resto por la bilis. Aunque la heroína no se encuentra habitualmente en la orina, la presencia de monoacetilmorfina confirma la administración de heroína. Su semivida de eliminación es de 50 minutos.
El diagnóstico de la sobredosis de heroína es fundamentalmente clínico y se basa, con una sensibilidad del 86-92% y una especificidad del 76-97%, en la presencia concomitante de los signos: coma (GCS <13),  bradipnea (FR<13 x’), miosis, evidencia de señales de venopunción y una rápida respuesta a la naloxona corrobora el diagnóstico.

jueves, 21 de junio de 2012

Pruebas en pelo y vello corporal para cuantificación y prueba confirmatoria de drogas

INFORMACIÓN SOBRE PRUEBAS DE CUANTIFICACIÓN Y PRUEBA CONFIRMATORIA DE DROGAS EN PELO Y VELLO CORPORAL:
- TIPO DE DROGAS: ALCOHOL, ANFETAMINAS, THC, COCAINA, METANFETAMINAS, OPIACEOS, KETAMINA, LSD, GHB, ROHIPNOL, ESCAPOLAMINA, BENZODIACEPINAS Y ANTIDEPRESIVOS
- TIPO DE MUESTRA: PELO Y VELLO CORPORAL
- TÉCNICA: CROMATOGRAFÍA GASES MASAS
- PLAZO DE ENTREGA: 5 DÍAS
- INFORMACIÓN: 637538039 – 933002413 – www.peritaje.com
- PRECIO SCRENNING COMPLETO CON INFORME FORENSE DETALLADO: 500 EUROS
- RECOGIDA DE MUESTRAS: INSTITUTO DE PERITAJE FORENSE® - Almogàveres 8, 5º 1ª esc. D. – BARCELONA (CERCA PALACIO DE JUSTICIA – ARC DE TRIUNF DE BARCELONA)
- BLOG CON INFORMACIÓN DROGAS: http://drogodependencias-toxicologia.blogspot.com  

Pruebas de laboratorio forense para cuantificación y prueba confirmatoria de drogas en muestras biológicas

INFORMACIÓN SOBRE PRUEBAS DE CUANTIFICACIÓN Y PRUEBA CONFIRMATORIA DE DROGAS EN LABORATORIO FORENSE:
- TIPO DE DROGAS: ANFETAMINAS, THC, COCAINA, METANFETAMINAS, OPIACEOS, KETAMINA, LSD, GHB, ROHIPNOL, ESCAPOLAMINA, BENZODIACEPINAS Y ANTIDEPRESIVOS
- TIPO DE MUESTRA: ORINA, SALIVA, SUDOR, POLVO O PRENDA
- TÉCNICA: CROMATOGRAFÍA GASES MASAS
- PLAZO DE ENTREGA: 5 DÍAS
- INFORMACIÓN: 637538039 – 933002413 – www.peritaje.com
- PRECIO SCRENNING COMPLETO CON INFORME FORENSE DETALLADO: 300 EUROS
- RECOGIDA DE MUESTRAS: INSTITUTO DE PERITAJE FORENSE® - Almogàveres 8, 5º 1ª esc. D. – BARCELONA (CERCA PALACIO DE JUSTICIA – ARC DE TRIUNF DE BARCELONA)

Pruebas de laboratorio forense para detección de drogas en muestras biológicas

INFORMACIÓN SOBRE PRUEBAS DE DETECCION DE DROGAS QUE SE REALIZAN EN NUESTRO LABORATORIO FORENSE:
- TIPO DE DROGAS: ANFETAMINAS, THC, COCAINA, METANFETAMINAS, OPIACEOS. KETAMINA, LSD, BENZODIACEPINAS Y ANTIDEPRESIVOS
- TIPO DE MUESTRA: ORINA, SALIVA, SUDOR, POLVO O PRENDA
- TÉCNICA: INMUNOCROMATOGRAFÍA SOBRE PAPEL Y ELISA
- PLAZO DE ENTREGA: 2 A 5 DÍAS
- INFORMACIÓN: 637538039 – 933002413 – www.peritaje.com
- PRECIO SCRENNING COMPLETO CON INFORME FORENSE DETALLADO: 150 EUROS
- RECOGIDA DE MUESTRAS: INSTITUTO DE PERITAJE FORENSE® - Almogàveres 8, 5º 1ª esc. D. – BARCELONA (CERCA PALACIO DE JUSTICIA – ARC DE TRIUNF DE BARCELONA)
- BLOG LABORATORIO DROGAS CON INFORMACIÓN: http://drogodependencias-toxicologia.blogspot.com

LABORATORIO DROGAS

Nuestro Laboratorio Forense detecta el consumo de drogas y medicamentos mediante el análisis de muestras de orina, saliva, sudor, polvo, prenda, pelo y vello corporal.

Información Laboratorio Forense Drogas: 636538039 -  933002413 -  www.peritaje.com

En el caso de muestras de orina, saliva, sudor, polvo, prenda realizamos análisis preliminares  mediante técnicas de inmunocromatografía y Elisa y análisis confirmatorios mediante cromatografía de gases-masas, lo que permite determinar una gran cantidad de drogas en sus formas inalteradas y en sus metabolitos.
En el caso de muestras de pelo y vello corporal solamente se pueden realizar análisis confirmatorios, pero se puede remontar en el tiempo para conocer si se trata de un consumidor crónico o habitual de dicha droga.
Con la muestra de pelo se puede conocer la cronología del consumo de la droga durante un espacio de tiempo determinado que puede ser de meses a varios años según la longitud del pelo y teniendo en cuenta que el pelo crece a un ritmo medio de 1 cm. por mes.

Centro recogida de muestras: Instituto de Peritaje Forense® - Almogàvers 8 5º 1ª esc D - Barcelona (cerca Palacio de Justicia - Arc de Triunf de Barcelona)

El Laboratorio sigue estrictas normas de seguridad y cadena de custodia de muestras que garantiza una total confidencialidad sobre las muestras y sus resultados.
Las técnicas utilizadas por nuestro Laboratorio son las mismas que las normalizadas por la Policía, Instituto Nacional de Toxicología y los Institutos de Medicina Legal por lo que se encuentran homologados para uso judicial a petición de cualquier ciudadano.

viernes, 24 de febrero de 2012

Información sobre drogas de uso sexual: Popper

Popper es el nombre genérico que designa a un tipo de drogas que se toman por inhalación y que están compuestas por nitritos de alquilo (principalmente el nitrito de isopropilo, el 2-propil nitrito y el nitrito de isobutilo, además del nitrito de amilo y el nitrito de butilo. Se trata de líquidos incoloros y con un fuerte olor característico. El nitrito de amilo se ha usado médicamente como vasodilatador y antídoto de la intoxicación cianhídrica, pero el término popper se refiere específicamente a su uso recreativo. El nitrito de amilo y otros alquilnitritos suelen inhalarse con el objeto de aumentar el placer sexual. Estas sustancias también pasaron a formar parte de las drogas usadas en las discotecas desde los años 1970. El popper tienen una larga historia de uso debido a la ráfaga de sensaciones agradables y mareo que produce la inhalación de sus vapores. Aunque existe al menos un estudio que señala que el popper es menos perjudicial para la salud y la sociedad que la mayoría de las demás drogas recreativas, existen datos que demuestran que puede causar serios efectos adversos. Hay algunos indicios que indican que el consumo de popper puede alterar temporalmente de la visión. Si se traga o aspira accidentalmente el líquido, en lugar de inhalar los vapores, se pueden ocasionar graves daños e incluso la muerte.
Inicialmente fue usado como vasodilatador inhalado para aliviar la angina de pecho, los efectos se producen muy rápido, y su duración es muy breve. La inhalación de nitritos relaja los músculos lisos. Los músculos que rodean los vasos sanguíneos son lisos y al relajarse provocan la dilatación de estos vasos, bajando la presión arterial y aumentando el ritmo cardiaco, esto produce una sensación de calor y de euforia, que dura generalmente un par de minutos. No está claro si tiene un efecto directo sobre el cerebro.
También son músculos de fibra lisa el esfínter del ano y la vagina, por lo que se emplea durante el acto sexual para facilitar la penetración. Además incrementa la excitación y las sensaciones producidas durante la relación sexual. Aunque hay testimonios de que tanto los hombres como las mujeres pueden experimentar placer por el consumo de popper, la sensación producida no es del mismo nivel ni es placentera para todo el mundo.
El manual Merck de diagnóstico y terapia menciona que hay pocas pruebas de peligros significativos asociados a la inhalación de alquilnitritos. Un estudio y clasificación de drogas según los daños que causen realizado por consejeros del gobierno británico y basado en pruebas científicas de los daños causados tanto en el individuo como en la sociedad sitúa al popper entre las menos dañinas tanto para el individuo como para la sociedad en comparación con las demás drogas recreativas. Una investigación de la comisión de seguridad para los productos de consumo estadounidense respecto a las normas de empaquetado de 1983 afirmó que «no hay datos disponibles que indiquen un riesgo de daño personal o enfermedad por el abuso de inhaladores en espacios cerrados.»
Los efectos secundarios más corrientes son los dolores de cabeza y los mareos, que son síntomas de la metahemoglobinemia. También puede causar dificultades temporales de erección. Además existe el riesgo de quemadura si se derrama sobre la piel.
Más raramente, se asocian al consumo prolongado de popper síntomas de asfixia, arritmias, depresión cardiovascular, toxicidad hepatorenal, disfunción neurológica, irritación de las mucosas y los pulmones y dermatitis facial. Raramente el uso de popper puede causar metahemoglobinemia y hemolisis, especialmente en individuos predispuestos a tal condición o por sobredosis. Si alguna persona tiene afectación de su sistema nervioso autónomo evidenciado por sincopes frecuentes o hipotensión ortostática, puede ocasionar colapso cardiovascular y la muerte. Una sobredosis por ingestión (más que por inhalación) puede terminar en cianosis, inconsciencia, coma e incluso la muerte. El azul de metileno es el tratamiento para la metahemoglobinemia asociada al consumo de popper. La aspiración accidental de nitritos de amilo o butilo pueden conducir al desarrollo de una pneumonía lipoidal.
El poppers interactúa con otros vasodilatadores, como los usados para la hipertensión arterial tales como la nifedipina, amlodipina, felodipina, nicardipina o para la disfunción eréctil como el sildenafil (viagra) ya que sus efectos se suman, corriendo un grave peligro de muerte por ataque al corazón.
El popper también puede incrementar la presión intraocular, por lo que está completamente contraindicado para las personas que padezcan glaucoma. Se ha descrito un solo caso de perdida de visión asociado al nitrito de amilo cuando se usaba para la angina de pecho. Hay indicios que indican que incluso el uso ocasional de popper puede afectar a la visión. En octubre de 2010 el oftalmólogo Michel Paques del Hospital Quinze-Vingts de París describió en una carta publicada en el New England Journal of Medicine cuatro casos en los que el uso recreativo del popper provocó cambios temporales de la visión. La relevancia de estos casos aislados es incierta.

domingo, 19 de febrero de 2012

Tratamiento de la sobredosis por smart drugs

No existen antídotos específicos. Deberán aplicarse, en caso necesario, medidas sintomáticas, tomar las constantes clínicas y ubicar al paciente en el ambiente más relajado posible y con poca estimulación sensorial. Los efectos simpaticomiméticos (taquicardia, nerviosismo, hipertensión, etc.) pueden contrarrestarse con benzodiazepinas y beta-bloqueantes. Los efectos psicodélicos extremos, con reacciones de pánico, responden a los antipsicóticos y las reacciones distónicas al biperideno. Hoy en día, ante cualquier efecto adverso, intoxicación o sobredosis, la anamnesis deberá incluir preguntas sobre el consumo de “substancias naturales” y valorar sus componentes así como la administración de otros preparados o fármacos con los que puedan interaccionar. Las asociaciones podrán sospecharse a partir de los signos y síntomas y de los órganos diana.

Información las smart drugs en Internet

Recomendamos las siguientes direcciones:

Grupos de smart drugs

Los smart drugs pueden dividirse en tres grupos:
1. Fármacos y otros psicotropos Piracetam, vasopresina, centrofenoxina, cafeina, taurina, inositol, dimetilaminoetanol, efedrina,...
2. Nutrientes sin interés psicotropo Aminoácidos, vitaminas , antioxidantes,…
3. Herbal drugs Herbal ecstasy (ma huang), Ginkgo biloba, Panax ginseng, Piper ethysticum (kava), Allium sativum (ajo), Myristica fragrans (nuez moscada), Ephedra distachya fedra),...
A) Substancias con supuesto efecto psicotropo, algunos de ellos productos faramaceuticos, y de uso combinado con otras substancias.
B) Nutrientes, sin efecto psicotropo, que se añaden a bebidas supuestamente estimulantes, y que alcanzan cuotas elevadas de propaganda en los medios audiovisuales. Se venden en parafarmacias y supermercados y parece que, actualmente, no es posible iniciar una jornada laboral sin tomarlas. Los jóvenes las consumen también en el tiempo lúdico o deportivo.
C) Hierbas con efectos psicoestimulantes y de las que se encuentra amplia información en la red. Adquieren su nombre popular por el lugar donde se consumen o más frecuentemente por el síntoma que describen los consumidores: "Discos" (taquicardia), "Proscrito mental", "Gogos" (estimulante), "Niebla purpúrea" (embriaguez), "Triple X" (afrodisíaco), etc. Todas ellas contienen alcaloides con estructura química parecida a la de la efedrina; así, en la Myristica fragrans, la miristicina y el safrol que contiene la nuez moscada, tienen un núcleo químico similar al de las anfetaminas y a través de su inhalación nasal se obtienen efectos simpaticomiméticos.
Existen también en los smart shops diversos productos que utilizan la palabra “éxtasis” para su distribución en el mercado. Ello puede dar lugar a una confusión en los poco iniciados ya que, por una parte, “éxtasis” es el nombre con el que se conoce a los estimulantes metileno-anfetaminicos y, por otra, el “éxtasis líquido” es el ácido gamma-hidroxibutírico, que es un potente depresor del SNC. Entre los productos que se encuentran en forma de comprimidos o líquido está el Herbal ecstasy que no contiene productos químicos sintéticos sino Ma huang, que tiene como base a la efedrina y otros estimulantes. La efedrina, cuya estructura química es similar a la de los neurotransmisores, puede producir a altas dosis efectos psiquiátricos y simpaticomiméticos similares a los de las anfetaminas, y por sí sola o asociada a otras substancias sinérgicas, puede desarrollar efectos tóxicos graves: accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, hipertensión arterial e incluso muerte súbita. El Cloud 9 y el Nirvana Plus se usan en algunas discotecas. Una capsula de Cloud 9 contiene Ma huang, guaraná, bitter orange, ácido pantoténico, cromio, l-tirosina, ginger root, licorice root, acetil-l-carnitina y otros principios activos. La conocida como St. John's Wort o hierba de San Juan (Hypericum perforatum), contiene hipericina producto de efecto antidepresivo que interacciona con la MAO, hasta el punto de que esta smart drug es conocida en algunos ambientes como Herbal prozac. La kava kava o kawa-kawa (Piper methysticum), hierba con efecto sedante y placentero, se consume en grupo y están descritos fenómenos extrapiramidales que incluyen discinesias bucales, espasmos de torsión y movimientos oculogiros, pudiendo interaccionar con alprazolam, cimetidina y terazosina. Diversas semillas y plantas con efectos psicotropos que ya han sido consideradas en los capítulos precedentes (Datura suaveolens, Datura stramonium, Datura arborea) se entremezclan con smart drugs y causan síndrome anticolinergico. La salvia y la Catha edulis forsk, que contiene catina y cationa, pueden ocasionar alucinaciones como la ketamina o la mezcalina. Las semillas de la Piptademia peregrina contienen N-dimetiltriptamina, causan trastornos de la percepción y administrada por vía iv puede provocar reacciones de pánico. Los consumidores, sobre todo los de fin de semana, esperan generalmente de estas substancias unos efectos euforizantes. No se conoce con certeza si estas substancias causan dependencia física o psíquica, ya sea porque el producto no está bien catalogado, por la diversidad en la composición o por la variación a la que son sometidos por los fabricantes. Así por ejemplo, en la "Ultimate Xphoria" se encuentra efedrina, pseudoefedrina, fenilpropanolamina y cafeína.

Consumo de smart drugs (drogas inteligentes)

La expansión del consumo de drogas, especialmente relacionada con el ocio y la diversión, es un hecho incontestable. A lo largo de la historia y a partir de productos de la naturaleza, el hombre ha sabido encontrar diversidad de substancias con las que conseguir efectos psicotropos para distintos fines (prácticas religiosas, diversión, ocio, placer, etc.). Pero también debe considerarse que el consumo de determinados productos con el epíteto de “naturales” y que son ingeridos como tranquilizantes o “tónicos”, pueden generar reacciones adversas potencialmente graves al interaccionar con medicamentos que toma el paciente como pueden ser los antidiabéticos, antidepresivos, antiparkinsonianos, anticoagulantes orales y otros. Uno de los tóxicos consumidos por lo jóvenes son conocidas como club drugs, substancias consumidas en determinados lugares donde se combinan con la música y el baile maratoniano, amplificando las percepciones sensoriales, y en ocasiones pueden adquirirse con facilidad en los smart shops, grow shops o a través de internet. Los smart shops son establecimientos dedicados a la venta de “drogas inteligentes” o smart drugs, que son un conjunto de sustancias cuya característica común es, supuestamente, que expanden las capacidades cerebrales y/o minimizan su deterioro. En este grupo se integran algunos medicamentos, nutrientes, plantas y productos sintéticos, que tratan de imitar los efectos psicoactivos (alucinógenos, entactógenos, afrodisíacos, relajantes, euforizantes,…) de substancias prohibidas como el MDMA o las anfetaminas. Aparecieron en el mercado durante la década de los noventa vinculados a las rave parties. Cuando las raves originales se prohibieron en las principales ciudades europeas y americanas, estas sustancias se ubicaron en las estanterías de los smart shops holandeses y en algunas tiendas australianas, desde donde se venden al resto del mundo por correo. Por el contrario, las grow shops se relacionan más con la cultura del cannabis. La evolución del “mercado” y los usos y costumbres cambiantes de los consumidores, impiden exponer toda la realidad del momento. En el momento actual, con la pretensión de constituirse en alternativa frente a los productos químicos, se pueden encontrar substancias que bajo el manto de ‘naturales’ se consumen en los ambientes festivos para conseguir un mejor estado físico que permita mantener una actividad intensa. Con las smart drugs se pretende potenciar las funciones cerebrales, y han obtenido un verdadero culto en la útima década. Los efectos deseados (euforia, vigilia, bienestar y aumento de la capacidad física) van unidos a una acción simpaticomimética. Aunque sus efectos indeseables son leves, en ocasiones pueden causar efectos tóxicos por tres factores: la cantidad consumida, la interacción con otros fármacos que se le han prescrito al paciente por otros motivos y las condiciones del sujeto que las consume (cansancio, estado de hidratación, hipersensibilidad al producto, etc.).

Otras plantas alucinógenas sin actividad anticolinérgica

El consumo de Cannabis sativa puede llegar a producir alucinaciones, pero no es este el objetivo de su consumo. El Solanum nigrum (tomatillo del diablo, hierba mora) crece también en los descampados contiene solanina y saponina, y los trastornos del SNC (cefalea, obnubilación y alucinaciones) sólo se presentan si se ingieren frutos verdes en cantidad abundante. No hay tratamiento específico. Algunas solanáceas tienen también alcaloides con efectos anticolinérgicos, que responderían a la fisostigmina. El Solanum tuberosum (patata) contiene solanina en las partes verdes de la planta (hojas y tallo) y también en los tubérculos antes de madurar. Los síntomas y el tratamiento son idénticos a los del Solanum nigrum.

Tratamiento del síndrome anticolinérgico

El delirio y las alucinaciones producido por plantas alucinógenas requieren en primer lugar medidas psicoterapéuticas que traten de concienciar al paciente de que sus alucinaciones visuales, auditivas o tactiles son consecuencia de una sobredosis accidental, que está produciendo efectos transitorios que cederán habitualmente en menos de una hora. La administración de una benzodiazepina reducirá la ansiedad que siempre acompaña a estas sobredosis. Aunque el propio efecto anticolinérgico retrasa la absorción de los principios activos, el tiempo transcurrido entre la ingesta y la llegada a Urgencias suele hacer inutil la práctica de una descontaminación digestiva, aunque si este intérvalo fuese realmente corto (inferior a 2-3 horas), el carbón activado por vía oral podría ser eficaz. El antídoto de elección es la fisostigmina o eserina, un inhibidor de la acetilcolinesterasa que incrementa la disponibilidad de acetilcolina en los espacios sinápticos y compite con el bloqueo de los receptores muscarínicos que han provocado los alcaloides citados previamente.Al atravesar la barrera hematoencefálica, mejora no sólo las manifestaciones anticolinérgicas periféricas sino también las centrales, efecto que no pueden conseguir otros inhibidores de la colinesterasa como la prostigmina o neostigmina, ya que ésta no atraviesa la mencionada barrera. La fisostigmina se administra por vía intravenosa lenta, 1-2 mg en 5 minutos, que pueden repetirse al cabo de 15-30 min si no se han conseguido los efectos deseados. La semivida de eliminación de este antídoto es corta, por lo que pueden ser necesarias dosis repetidas o iniciar una perfusión intravenosa contínua (1-2 mg/hora) para controlar las manifestaciones anticolinérgicas centrales y muy en particular el delirio y las alucinaciones. La acción colinérgica de la fisostigmina se traduce en forma de bradicardia por lo que se aconseja su administración bajo monitorización electrocardiográfica y se considera contraindicada si el paciente está broncoespástico, bradicárdico o con trastornos de la conducción cardíaca.

sábado, 18 de febrero de 2012

Clínica sobredosis de plantas alucinógenas

Los alcaloides de estas plantas se absorben bien a nivel gastrointestinal y en pocos minutos aparecen manifestaciones anticolinérgicas centrales y periféricas.
Clínica del síndrome anticolinérgico:
- Manifestaciones en el SNC: Inquietud, Ansiedad, Agitación, Acatisia, Delirio, Alucinaciones, Midriasis.
- Otras manifestaciones: Taquicardia sinusal, Piel enrojecida y boca muy seca, Ausencia de saliva y secreciones bronquiales, Elevación de temperatura, Redución del peristaltismo intestinal, Estreñimiento, Retención urinaria.

Principios activos de las plantas alucinógenas

Los pincipales alcaloides activos contenidos en estas plantas anticolinérgicas son la atropina, la escopolamina y la hiosciamina. Su actividad farmaco-toxicológica es por bloqueo de los receptores muscarínicos, y esta es también la base de su acción terapéutica como broncodilatadores, espasmolíticos, reductores de secreciones. Los consumidores usan las hojas de estas plantas o sus semillas para preparar infusiones que se toman por vía oral, habitualmente en grupos de adolescentes y menores de edad. Su objetivo principal es conseguir alucinaciones.

viernes, 17 de febrero de 2012

Consumo de plantas alucinógenas

El consumo de plantas con finalidad alucinógena es casi tan antiguo como la propia humanidad. El hallazgo de la capacidad alucinógena que poseían algunas plantas debió ser casual, cuando el hombre primitivo yendo en busca de comida descubriría accidentalmente que algunas de ellas perturbaban su mente, distorsoniando la realidad y haciéndole percibir sensaciones inexistentes. Con posterioridad, estas plantas se incorporaron voluntariamente a rituales místicos y religiosos, actos de brujería, chamanismo y curanderismo, siendo mucho mas reciente su uso con ánimo exclusivamente lúdico entre jóvenes que van en busca de nuevas sensaciones. Muchas de estas plantas crecen en nuestro medio y se caracterizan por sus efectos anticolinérgicos como la Atropa belladona, Datura stramonium, Hyoscyamus niger, Hyoscyamus albus y otras. Por tanto, son fácilmente accesibles, sin coste económico y su cultivo (a diferencia del Cannabis sativa) no está prohibido. Algunas pueden encontrarse también en herboristerías, ya que a bajas dosis tienen potencial terapéutico y un uso tradicional (asma bronquial, etc.). No se tratan en este apartado a los cactus “mágicos” (peyote), por no crecer en nuestro medio, ni tampoco a los hongos alucinógenos (Amanita muscaria, Psilocybes,…), aunque pueden adquirirse a través de Internet.

Efectos a largo plazo consumo inhalantes volátiles

El abuso repetido de estas substancias puede producir irritación cutánea y de las vías respiratorias y tener graves consecuencias sobre el sistema nervioso, en forma de un deterioro cognitivo por leucoencefalopatía tóxica  o de polineuritis. El abuso de tolueno es nefrotóxico y el de algunos hidrocarburos puede inducir aplasia medular.

Tratamiento sobredosis por inhalantes volátiles

Los inhalables volátiles no tienen antídoto específico, excepto en el caso de que se produzca una metahemoglobinemia por abuso del gas hilarante. Por ello, las medidas son sintomáticas e incluyen, en caso necesario, el soporte ventilatorio (por coma profundo), la monitorización cardíaca (sobre todo si se han inhalado hidrocarburos halogenados) y el uso de antiarrítmicos (beta-bloqueantes).

Diagnóstico sobredosis por inhalantes volátiles

El diagnóstico de sobredosis por inhalantes volátiles es clínico y los laboratorios de Urgencias carecen de las técnicas analíticas para identificar inhalantes volátiles.

Clínica sobredosis por inhaladores volátiles

La excesiva inhalación de estos productos puede deprimir el nivel de conciencia, desde la somnolencia y el estupor hasta el coma profundo, con hipoventilación alveolar. El nistagmo acompaña con frecuencia a estas manifestaciones neurológicas. Algunos de ellos, sobre todo los hidrocarburos halogenados, son cardiotóxicos, incrementando la excitabilidad miocárdica y siendo causa de arritmias. Los óxidos de nitrógeno pueden dar lugar también a una metahemoglobinemia. La muerte podría sobrevenir por asfixia, al caer en coma con la cabeza dentro de una bolsa en la que se está esnifando el producto, o por una arritmia ventricular maligna.

Objetivos consumo de inhaladores volátiles

En su conjunto, todas estas substancias son depresoras del SNC pero, al igual que ocurre con el alcohol etílico, a dosis bajas tienen un efecto deshinibidor que se traduce en forma de embriaguez, euforia, hilaridad y bienestar general.

Cinética de los inhaladores volátiles

Estas drogas se absorben con gran rapidez. Son muy liposolubles y atraviesan la barrera hematoencefálica, dando lugar de forma inmediata a los efectos psicoestimulantes. Su semivida es corta, eliminándose en parte inalterados por vía respiratoria y metabolizándose en el hígado, dando lugar a derivados que se excretan por la orina.

Tipos de inhalantes volátiles

La mayoría de inhaladores volátiles son hidrocarburos como la gasolina, tolueno, eter etílico, tricloroetano, tricloroetileno, percloroetileno, acetona, butano, esencia de trementina (aguarrás), freón, y muchos otros. Con frecuencia, estos productos entran en la composición de colas, pegamentos, barnices y disolventes, o se usan en la industria como propelentes en envases de laca para el pelo o de nata para repostería. El óxido de nitrógeno o gas hilarante fue utilizado en una época para divertimento del público en circos y ferias ambulantes. Forma de administración Botellas con estos productos son esfinadas directamente por el bocal del contenedor, vía oral y/o nasal, o se impregna con ellos una toalla o trapo que se aspira profunda y repetidamente, o se coloca la cabeza en una bolsa de plástico con el frasco abierto también en su interior. Estas substancias no se ingieren ni se inyectan. En el caso de los gases, a partir de una bombona se pueden rellenar globos cuyo contenido es inhalado también por vía respiratoria.

Consumo de inhalantes volátiles

Los inhalables volátiles son un conjunto de productos químicos que se utilizan como drogas de abuso y que se caracterizan por ser gases, aerosoles o más habitualmente líquidos muy volátiles, de uso corriente doméstico o industrial, no sujetos a ningún tipo de prohibición o restricción, fácilmente disponibles, de coste económico muy reducido y que se inhalan por vía nasal y pulmonar por sus efectos sobre el SNC.

Efectos a largo plazo consumo de LSD

Los consumidores de LSD experimentan con frecuencia flashback, es decir, reviven al cabo de días, semanas o meses, experiencias psicodélicas ya pasadas, sin reincidir en la toma de LSD, aunque en ocasiones el desencadenante de estas percepciones es el consumo de cannabis. En pacientes con diagnóstico de psicosis esquizofrénica se recoge, en ocasiones, el antecedente de haber estado consumiendo LSD durante un cierto período de tiempo, por lo que se discute en la literatura médica el papel que esta droga puede tener en el desarrollo de esta y otras patologías psiquiátricas.

Tratamiento sobredosis LSD

El LSD carece de antídoto. Por tanto, en caso de sobredosis o de un “mal viaje” sólo se aplican medidas sintomáticas y psicoterapéuticas. Las benzodiacepinas reducen la ansiedad. Algunos pacientes requieren antipsicóticos, tipo olanzapina o risperidona, por la psicosis tóxica. Conviene controlar las constantes vitales para valorar el grado de respuesta simpática y prevenir las conductas auto o heterolesivas. La rápida absorción del producto no justifica la utilización de técnicas de descontaminación digestiva, y tampoco es rentable la diuresis forzada ni la depuración extrarrenal.

Diagnóstico sobredosis LSD

El diagnóstico de las sobredosis es fundamentalmente clínico y habitualmente es el propio individuo el que reconoce el consumo de LSD. Otras drogas de abuso pueden dar cuadros clínicos semejantes (mezcalina, psilocina, anfetaminas, ketamina,…). En algunos Servicios de Urgencias hay técnicas analíticas disponibles que permiten identificar la presencia de LSD en la orina.

Clinica sobredosis LSD

Las percepciones sensoriales pueden volverse negativas y agresivas contra el propio individuo (micropsias, macropsias), sensación de fragmentación o desintegración del yo, y pueden conducirle a un estado de terror y pánico, con ideas delirantes y paranoicas, conducta agresiva y violenta y actitudes inapropiadas que pueden poner en riesgo a su entorno o al propio individuo. Además aparecen mareos, debilidad, somnolencia, náuseas, hiperventilación y parestesias. No se conocen muertes directamente atribuibles al LSD, pero se han producido accidentes fatales por precipitación y suicidios durante el estado de intoxicación.

Formas de consumo de LSD

El LSD sólo se consume por vía oral y se ofrece al consumidor en forma líquida (mini cápsulas) o, más frecuentemente, en sellos, papel secante o grageas impregnados de 50 a 150 mg. de la droga. La ingesta de tan sólo 20-25 mg de LSD ya es capaz de inducir efectos sobre el SNC. A los p o c o s m i n u t o s s e incrementan los influjos s e n s o r i a l e s , c o n sensación de mayor claridad y al mismo tiempo menor control sobre lo que se está experimentando. Con frecuencia se tiene la sensación de que una parte de sí mismo es un observador pasivo mientras que la otra parte participa y recibe las insólitas experiencias personales. El ambiente suele percibirse como bello y harmonioso. Las más leves sensaciones cobran un profundo significado. Se reduce la capacidad para diferenciar los límites de un objeto de los de otro, y diferenciar entre el yo y el medio. Los objetos pueden deformarse, los colores y sonidos se perciben con gran intensidad y calidad, como nunca antes, y pueden presentarse alucinaciones de predominio visual, pero también auditivas, tactiles, gustativas y olfativas. El consumidor se siente más sensible al arte, a la música, a los sentimientos humanos y a la armonía del universo. El clímax se alcanza en 1-2 horas y puede prolongarse de 4-6 horas e incluso más. Además, son objetivables acciones simpáticomiméticas como midriasis, hipertensión arterial, taquicardia, hiperreflexia, temblor, náuseas, piloerección, debilidad muscular e incremento de la temperatura corporal. La capacidad adictiva del LSD es baja y es una droga de consumo habitualmente esporádico y en grupo. Puede desarrollarse tolerancia si se reincide en el consumo.

Farmacología del LSD

La estructura química del LSD es parecida a la de la mezcalina (alcaloide del cactus peyote) y la psilocina (alcaloide de los hongos del género Psilocybes), también alucinógenos, que a su vez se parecen a la serotonina, uno de los más importantes neurotransmisores del SNC. El LSD tiene acciones en múltiples sitios del SNC, desde la corteza a la médula espinal, con acción agonista sobre receptores serotoninérgicos.

Consumo de LSD

El LSD o dietilamida del ácido lisérgico es un producto sintético descubierto por Hoffman en 1938 y es el más potente alucinógeno conocido hasta el momento actual. Su consumo genera un estado “psicodélico” caracterizado por la distorsión sensorial y la percepción de sensaciones inexistentes (alucinaciones). Aunque el uso de substancias con finalidad alucinógena es muy antiguo en la historia de la humanidad, la introducción del LSD marcó un punto de inflexión a partir de los años 60, al incorporarse a un peculiar modus vivendi (cultura hippie o anticonvencional) y a su uso con fines puramente lúdicos o creativos. Al LSD se le conoce también con el nombre de “ácido” o “trip”.

Efectos clínicos a largo plazo consumo ketamina

El consumo continuado de ketamina se asocia a una gran variedad de problemas psiquiátricos (ansiedad, delirios paranoides, alucinaciones persistentes, fragmentación de la personalidad, manía, depresión, tentativas de suicidio) y a alteraciones del sueño (insomnio, pesadillas, terrores nocturnos). Sin embargo, a veces es difícil establecer si estos trastornos ya eran previos al inicio del consumo. También se describen flashbacks consistentes en episodios de segundos de duración, en los que se experimentan cambios en la percepción y otros síntomas somáticos que recuerdan a los de una experiencia anterior, alteraciones en el aprendizaje y en la memoria. En los consumidores, aunque se ha comprobado el deseo incontrolable de tomar la droga, su elevada tolerancia a los efectos psicodélicos y la tendencia al consumo de forma abusiva, no hay evidencia de síndrome fisiológico de abstinencia. Sin embargo, sí se ha descrito un síndrome de abstinencia psicológico severo. Estos efectos del consumo crónico podrían tardar meses en desaparecer o hasta dos años después de haber abandonado el consumo.

Tratamiento sobredosis ketamina

La ketamina carece de antídoto, por lo que las medidas a aplicar serán sintomáticas y de soporte general, en caso necesario. Los pacientes en coma despiertan en pocas horas, aunque la sedación puede persistir durante 24 h. Los puntos clave son:
1. Monitorizar al paciente (especialmente Sat O2).
2. En caso de coma, colocar al paciente en decúbito lateral izquierdo (para prevenir broncoaspiraciones).
3. Canular una vía venosa.
4. Descartar la hipoglucemia.
5. En caso de ansiedad o alucinaciones, será necesaria la sedación con benzodiacepinas
6. La conducta psicótica podría requerir el uso de neurolépticos.

Diagnóstico sobredosis de ketamina

La ketamina no es detectada en los análisis rutinarios de drogas de abuso, que se basan en técnicas de enzimoinmunoensayo y que son las habitualmente disponibles en los Servicios de Urgencias. Para su detección en sangre y orina se precisa un cromatógrafo de gases. El tiempo de detección se sitúa en las 72 horas aproximadamente para una dosis única, sin embargo, en usuarios compulsivos la ketamina puede tardar en eliminarse hasta más de siete días después del consumo.

Clínica sobredosis ketamina

La ketamina es un potente anestésico que puede ser extremadamente peligroso, sobre todo si se combina con otras drogas depresoras y/o se consume en contextos inadecuados e inseguros. Puede provocar amnesia, pérdida del control corporal durante horas, e incluso coma. A las complicaciones directamente derivadas de sus efectos se añade el riesgo de padecer diversos accidentes debidos a la incapacidad física que provoca, que se traduce en pérdida del equilibrio, caídas e incapacidad de reaccionar ante cualquier imprevisto. La sobredosis de ketamina puede provocar una sintomatología variable: Los síntomas tienden a menguar espontáneamente y en relativamente poco tiempo. No hay alteraciones biológicas específicas.
- Síntomas cardiovasculares: Palpitaciones, taquicardia, hipertensión arterial, dolor torácico, parada cardiaca.
- Síntomas neurológicos: Cefalea, mareos, vértigos, ataxia, disartria, temblores, distonías, convulsiones, polineuropatía, amnesia, aumento de la presión intracraneal, coma.
- Síntomas respiratorios: Bradipnea, neumonía aspirativa, parada respiratoria.
- Síntomas oftalmológicos: Diplopia, nistagmo, midriasis, aumento de presión intraocular.
- Síntomas psiquiátricos:  Ansiedad, agitación, delirio, alucinaciones, ataques de pánico.
- Síntomas digestivos:  Náuseas, vómitos
Aunque en España no se han descrito muertes por sobredosis pura de ketamina (en ausencia de otras drogas como el alcohol o de reacciones idiosincrásicas no relacionadas con la dosis), sí que han ocurrido, aunque muy raramente, en otros países, y la causa principal es la insuficiencia respiratoria.

Objetivo consumo de ketamina

La ketamina es apreciada por los consumidores por combinar efectos hipnóticos, analgésicos y amnésicos, sin pérdida de conciencia ni depresión respiratoria. En estudios con voluntarios sanos, la ketamina induce síntomas positivos y negativos similares a los de la esquizofrenia, con alteraciones de la percepción, reducción del rendimiento cognitivo, estados disociativos, dificultad para recordar palabras y disminución de la memoria inmediata. El efecto suele comenzar con ansiedad, taquicardia, temblores, acúfenos y parestesias. Posteriormente, pérdida del control corporal, disnea, disartria, discinesias, ataxia, parálisis, diplopia, alteraciones auditivas, desorientación y náuseas. A mayor dosis, entumecimiento corporal, alteración de la percepción temporal, sentimientos de que el propio individuo o el entorno son irreales, percepción de salir del propio cuerpo (out of body experience) y de estar muy cerca de la muerte (near death experience). Existen diferentes perfiles de consumidores. Hay quienes la utilizan para disminuir los efectos secundarios negativos del éxtasis o las anfetaminas (tensión mandibular), mientras que otros consumidores buscan sus efectos alucinógenos y de despersonalización. Como ocurre con otras sustancias alucinógenas, los efectos varían mucho dependiendo no sólo de la dosis o la vía de administración, sino también del entorno físico de consumo y la predisposición personal (personalidad del consumidor, situación emocional, motivaciones, expectativas del consumo).

Cinética de la ketamina

Su presentación comercial de ketamina como anestésico es en forma de viales de 10 mL para uso IV o IM, conteniendo 50 mg/mL de substancia activa. Para su uso recreacional puede inyectarse pero, más habitualmente, se procede a evaporar el disolvente calentándola al horno, al microondas o a fuego lento, convirtiéndola en un polvo que se toma por vía oral, fumado o, mucho más frecuentemente, esnifado. Cuando se toma por vía oral, no se absorbe bien y se produce, además, un primer paso hepático de metabolización, por lo que su biodisponibilidad es baja. Se metaboliza a través del citocromo P450; su primer metabolito es la norketamina, que tiene una actividad aún mayor que la ketamina. Los valores de norketamina son elevados tras la administración oral; posteriormente, tras hidrólisis y conjugación, se producen compuestos hidrosolubles que se eliminan por la orina. Su semivida de eliminación es de unas 2-3 h. La ketamina interactúa con receptores de la N-metil-d-aspartato (NMDA) y con receptores nicotínicos, muscarínicos, opioídes y monoaminérgicos, así como sobre los canales del calcio y el sodio. También inhibe la recaptación de noradrenalina, dopamina, glutamato y serotonina.

Consumo de ketamina

La ketamina es un anestésico general dotado de una potente acción analgésica, comercializado en España y en muchos otros países. Fue sintetizada en 1962 y se introdujo en la práctica clínica en los años sesenta como un anestésico disociativo. Aunque se sigue utilizando como anestésico en veterinaria y en clínica humana, lo que permite que se pueda conseguir ilegalmente con relativa facilidad, su uso médico es cada vez menor por su acción simpática y frecuentes reacciones psicomiméticas. La ketamina tiene también importantes propiedades alucinógenas, psicodélicas y estimulantes, que en estos últimos 20 años han hecho aumentar su consumo con fines recreativos, vinculado al crecimiento de la cultura dance. La ketamina recibe muchos nombres en argot como K, Ket, Keta, Ketalandia, Jet, Keller, Special K, Kit-Kat, Vitamina K, Super K, Super ácido, CK o Calvin Klein (combinación de ketamina y cocaína) o Mary-K (mezclada en porros con marihuana). Los consumidores denominan “Estado K” al cambio psíquico que provoca la ketamina y dicen que han visitado K-land, la Zona-K o el Agujero K (K-hole). Su estructura química es parecida a la de la fenciclidina, un anestésico retirado del mercado debido a los efectos secundarios de tipo psicológico que producía en los pacientes, y que también se ha utilizado como droga recreacional en los ambientes underground, donde era conocida como Peace Pill -píldora de la paz-, polvo de ángel o superpasto. En el mercado ilícito la ketamina puede presentarse de muchas formas: líquido incoloro, polvo o cristales blancos, comprimidos o cápsulas. Puede encontrarse alterada con efedrina, cafeína, manitol u otras sustancias.

Tratamiento sobredosis de poppers

Un primer grupo de medidas son sintomáticas e incluyen, en caso de cianosis, la oxigenoterapia a elevada concentración aunque el paciente no esté hipoxémico y la saturación de la oxihemoglobina por pulsioximetría sea aparentemente normal, ya que el aumento del oxígeno disuelto en el plasma contribuye a aumentar el transporte de oxígeno. La hipotensión arterial se corrige con expansores plasmáticos. La MHb tiene un antídoto específico, el azul de metileno, un agente reductor que revierte con rapidez el Fe3+ a Fe2+, reconvirtiendo la MHb a Hb y normalizando con ello el transporte de oxígeno. Se indica en presencia de cianosis, especialmente si la concentración de MHb es superior al 20% o el enfermo está sintomático. Se administra por vía intravenosa a la dosis inicial de 1 mg/Kg. disuelto en 100 mL de suero salino a pasar en 15 min. Su acción es muy rápida y si el paciente no mejora puede repetirse la misma dosis al cabo de 60 min., pero sin llegar a superar nunca la dosis total acumulada de 7 mg/Kg. La orina se tiñe de un color azulado durante varias horas. Los casos refractarios, muy graves o con MHb superiores al 60% pueden ser tributarios, además, de un recambio sanguíneo (exanguino-transfusión) que aporte hematíes sin MHb. La rápida absorción, metabolización y excreción hacen innecesarias lás técnicas de descontaminación digestiva (en caso de ingesta oral) o las que fuerzan la eliminación renal (diuresis forzada) o extrarrenal (hemodiálisis) del tóxico.

Diagnóstico sobredosis de poppers

Las manifestaciones vegetativas y la cianosis perturban tanto al paciente y a su entorno, que éste suele acudir espontáneamente al Servicio de Urgencias al poco tiempo de realizar el consumo e informar del mismo. Las técnicas analíticas disponibles habitualmente en Urgencias no permiten identificar este tipo de droga, por lo que el diagnóstico es clínico y basado en las manifestaciones descritas en el epígrafe anterior, especialmente la cianosis no hipoxémica. Los pulsioxímetros convencionales no identifican la presencia de MHb, por lo que al aplicarlos al paciente muestran saturaciones normales o ligeros descensos que son falsas. Sólo un cooxímetro permite cuantificar los diversos tipos de hemoglobina y evaluar la potencial gravedad.

Clínica sobredosis de poppers

Por un lado, son patentes las consecuencias de la vasodilatación en forma de rubor facial, cefaleas, mareos, náuseas, vómitos, inestabilidad, sudoración, síncope o lipotimias, que se acompañan de hipotensión arterial y taquicardia sinusal. Por otro, la metahemoglobinemia se caracteriza por conferir un tinte cianótico a la piel y mucosas, que no se acompaña de hipoxemia arterial, ya que no hay hipoventilación alveolar ni alteración en la difusión del oxígeno a través de la membrana alveolo-capilar pulmonar. Si la metahemoglobinemia es extrema (> 40-50%), pueden aparecer manifestaciones de isquemia miocárdica (dolor torácico, cambios electrocardiográficos), cerebral (estupor, obnubilación, coma, convulsiones) y metabólica (acidosis). No se han descrito efectos a largo plazo por el consumo de esta droga.

Objetivos consumo de poppers

Los poppers se consumen para desinhibir, excitar el deseo sexual, conseguir orgasmos intensos y prolongados y facilitar la penetración anal, ya que relajan la tonicidad esfinteriana. En la consecución de estos objetivos, las expectativas del consumidor son probablemente más importantes que las acciones de la droga.

Acción fármaco-toxicológica de poppers

Los nitritos son dilatadores del músculo liso arterial y venoso al aumentar la formación de óxido nítrico. A dosis bajas predomina la venodilatación reduciendo la precarga ventricular, mientras que a dosis más elevadas predomina la dilatación arterial y la reducción de la postcarga del ventrículo izquierdo, lo que se traduce en hipotensión arterial. La dilatación arteriolar de la cara y el cuello se manifiesta en forma de rubor y la dilatación de los vasos arteriales meníngeos en cefalea. Producen también relajación esfinteriana. La sobredosis de poppers puede conducir a una hipotensión arterial sintomática. Además, por su capacidad oxidante, transforman el hierro bivalente (Fe2+) del hem de la molécula de hemoglobina en trivalente (Fe3+), convirtiendo la hemoglobina (Hb) en metahemoglobina (MHb). Esta sutil modificación tiene una gran trascendencia, porque el oxígeno es incapaz de unirse al Fe3+ y por ello se reduce la capacidad de transporte de oxígeno con la sangre. Además, la MHb desplaza hacia la izquierda la curva de disociación de la oxihemoglobina, reduciendo la cesión de oxígeno e incrementando el déficit de oxigenación tisular, especialmente en los órganos más oxígeno-dependientes: el SNC y el corazón. El uso regular de estas substancias induce tolerancia.

Cinética del poppers

Los nitritos se absorben con gran rapidez, tanto por vía nasal como digestiva, y sus efectos son ya perceptibles a los pocos minutos y pueden persistir hasta 1-2 horas. La vía transdérmica es otra potencial vía de absorción de estos productos, pero no suele utilizarse. Se metabolizan en el hígado por hidrólisis a través de la enzima glutation-nitrato orgánico reductasa, originando metabolitos hidrosolubles que se eliminan por la orina.

Forma consumo de poppes

Los poppers se presentan al consumidor en forma líquida, en botellines pequeños de unos 10 mL y opacos para evitar su degradación por la luz.. Al ser un líquido muy volátil, puede esnifarse por vía nasal, pero también se ingiere por vía oral. Habitualmente se consume una única “dosis”, que puede repetirse si no se alcanzan los objetivos deseados. En algunos casos puede dificultar la erección, por lo que frecuentemente se combina con inhibidores de la fosfodiesterasa (Viagra®, Cialis®).

Composición química del poppers

Los poppers engloban una o varias sales formadas por la combinación del ácido nitroso con una base, y que da lugar a diversos nitritos:
- Nitrito de amilo o de isoamilo
- Nitrito de butilo o de isobutilo
- Nitrito de ciclohexilo
- Nitrito de etilo

Consumo de poppers

Bajo el epígrafe de poppers se incluyen una serie de substancias químicas que se utilizan como substancias de abuso con la finalidad primordial de conseguir efectos afrodisíacos, potenciar las percepciones durante los actos sexuales y facilitar la sodomización. Aunque son muchas las “drogas” que la humanidad ha venido utilizando con estos objetivos desde tiempo inmemorial, en este capítulo se incluyen únicamente un grupo de ellas, caracterizado por ser derivados del ácido nitroso y por su acción vasodilatadora. Algunas de estas substancias se han usado durante muchos años en la práctica médica como vasodilatadores, especialmente en el tratamiento de la cardiopatía isquémica.

Efectos a largo plazo consumo éxtasis líquido

La administración continuada de GHB se ha relacionado con un incremento de la hormona de crecimiento, aumentando secundariamente la masa muscular, por lo que en sus orígenes fue utilizado por los culturistas. El uso continuado de GHB se asocia a riesgo de adicción, lo que implica repetida auto administración, tolerancia, craving y compulsión de búsqueda de la droga.   Puede aparecer después de un consumo continuado de 2 ó 3 meses, aunque depende de la cantidad habitual y del intervalo entre los episodios de consumo. En los adictos se ha descrito un síndrome de abstinencia, que se inicia entre 3 y 6 horas después de la última dosis, caracterizado por ansiedad, hipertensión arterial, taquicardia, insomnio, anorexia, náuseas y vómitos, seguidos de temblor, diaforesis, confusión, delirio y alucinaciones. También se ha descrito un síndrome de Wernicke-Korsakoff inducido por el GHB.

Tratamiento sobredosis éxtasis líquido

El principal motivo de admisión en Urgencias es el bajo nivel de conciencia. En ocasiones el coma puede ser muy profundo y con apneas, por lo que puede requerir ventilación mecánica y oxígenoterapia durante un corto período de tiempo. El resto del tratamiento es sintomático y en función de las manifestaciones clínicas. No hay antídoto: la naloxona, el flumazenilo o la fisostigmina son ineficaces. La descontaminación digestiva no está indicada debido a la rápida absorción gástrica del GHB. La extracción forzada por vía renal o extrarrenal no está indicada debido a la corta semivida de eliminación. La actitud a tomar en el coma por GHB se resume en:
1. Monitorizar al paciente (especialmente Sat O2).
2. Colocarlo en decúbito lateral izquierdo para prevenir broncoaspiraciones.
3. Canular una vía venosa.
4. Descartar hipoglucemia.
5. Observación.

Diagnóstico sobredosis éxtasis líquido

El paciente tipo es un varón joven, traído a Urgencias durante las horas nocturnas del fin de semana, que ha consumido GHB junto con alcohol y otras drogas de abuso, y cuyo principal motivo de consulta es la disminución del nivel de conciencia. Respecto a los datos encontrados en la exploración física, es llamativa la presencia de midriasis o pupilas medias en un 42% y 32%, respectivamente, a pesar de ser el GHB un depresor del SNC. Este dato clínico puede ser útil en el diagnóstico diferencial con la sobredosis de opiáceos. El GHB sólo se detecta en sangre u orina mediante técnicas analíticas complejas (cromatografía de gases combinada con espectrometría de masas) que no suelen estar disponibles en los Laboratorios de Urgencias de nuestro medio.

Clínica sobredosis éxtasis líquido

La sobredosis por GHB presenta un cuadro clínico muy estereotipado, con sintomatología inicial variable (desorientación o confusión, fluctuación del nivel de conciencia, vómitos) en función de la dosis y de otras sustancias consumidas conjuntamente. En general, los pacientes se presentan con episodios, habitualmente autolimitados, de descenso del nivel de conciencia, que en ocasiones llega al coma, que puede ser de rápida instauración, muy profundo, hipotónico e hiporrefléctico, aunque de corta duración. Casos más graves pueden cursar con convulsiones y depresión respiratoria. Es característica la amnesia retrógrada.

Objetivo consumo éxtasis líquido

El GHB se consume por vía oral, y se presenta en estado líquido en ampollas de unos 10mL. El patrón de consumo más frecuente de GHB es combinado con otras sustancias de abuso como alcohol, cocaína, ketamina, cannabis, derivados anfetamínicos, o alucinógenos. Sus efectos son dosis dependientes y pueden verse potenciados por otros depresores del SNC, por lo que pueden producirse intoxicaciones graves con dosis bajas de GHB.
Efectos de extasis líquido:
DOSIS BAJAS (0,5-1,5 g): Relajación, Aumento de la sociabilidad, Disminución de las habilidades motoras. Animosidad, Sensación de mareo, Aumento de la percepción tridimensional, Aumento de la percepción musical
DOSIS ALTAS (1,5-2,5g): Efectos pro-sexuales: Incremento del sentido del tacto y del deseo de tocar, potenciación de la libido y de la sensualidad, mayor capacidad de erección con orgasmos más intensos. Vértigo, Dificultad para la acomodación de la mirada, Cambios de humor, Habla disártrica, Náuseas, Somnolencia.